viernes, 27 de noviembre de 2009

Rigpa: Loto y fango


En el lago de la mente confusa,
llena del fango de las perturbaciones mentales,
crece el loto de la plena atencion,
que desprende el perfume de la presencia espontanea.

Nuestros errores del pasado, el lodo,
posibilitan que gracias al tallo del Recto Esfuerzo,
florezca el loto de la plena atencion,
la base de Rigpa.

El guru precioso, Rigpa,
siempre nace del loto de la plena atencion,
espontaneamente,
en el momento oportuno.

Gozo

1 comentario:

juanra dijo...

Algunos de los más desarrollados maestros, fueron capaces de destilar la esencia directamente (del gurú precioso, Rigpa), Samantahabadra, sin necesitar la introducción directa a la naturaleza de la mente por parte de un maestro cualificado de carne y hueso.

Aunque este hecho sea rara avis a lo largo de la historia, las enseñanzas nos indican que así sucedió.

Este comentario simplemente es una anécdota, desviada del significado esencial de esta entrada, manufacturada por el mecanismo rancio de la mente intoxicada por una amalgama de venenitos.


Diré algo mas..

Las personas que tienen verdadera pureza, son más proclives a ensuciarse, con menor cantidad de veneno (aflicciones mentales), que alguien que no tenga tanta pureza.

Utilizare la metáfora de la ropa.

Una persona con pureza real, es decir, (considerable desarrollo espiritual autentico acumulado de vida tras vida), es como si estas personas fueran vestidas de blanco, cualquier mancha, puede empezar hacer que empiece a tener lamparones en sus vestiduras, es decir: su cuerpo, actitudes, etc., notándose mucho más a simple vista,

que el de por ejemplo,

el de una persona con menor pureza (menor desarrollo espiritual autentico acumulado de vida tras vida), esta persona cuando empiece a tener manchas en su ropa, no se notaran tanto a ojos de los demás y a los suyos propios que la que va de blanco, las improntas negativas venenos, contrastan mas con el verdadero color ,cuanto más claro es el color de la esencia del ser que cada cual le ha tocado vivir por merito propio.

A la vez, cuando me refiero a que: “no se notara tanto las manchas a sus propios ojos”, me refiero a que al no ser capaz de identificar lo que subyace constantemente en todo lo que sucede, no es consciente de que determinados: pensamientos, palabras, acciones, son gravemente desacertadas y que acarrearan perjuicio para él y los que le rodean en forma del más diverso tipo de sufrimiento.

El karma pesado, que una persona con desarrollo espiritual autentico acumula cuando se decanta por la negatividad en la: palabra, pensamiento o acción, ya sea a nivel consciente o inconsicente, es mucho mayor que el de la persona que aun actuando de la misma manera lo hace desde la inconsciencia, (aflicción, no significado psicológico), el saber que una cosa se está haciendo mal y aun así realizarla, es mucho más grave y acarrea mas consecuencias, que un burro realizase la misma acción sin ni tan siquiera saber lo que hace.

Por eso el ir acumulando desarrollo espiritual, requiere una gran responsabilidad, ya que no se pueden cometer fallos de principiante, es decir caer en los mismos errores que cae cualquiera, que no conoce y comprende las enseñanzas.

El habitar en las cotas más altas de desarrollo espiritual entraña un gran riesgo, ya que se está cerca de poder alcanzar la cumbre, los errores que se pueden cometer son menores, que los que están a menor altura en una zona menos extrema y escarpada.


Namaste.

Related Posts with Thumbnails