viernes, 16 de mayo de 2014

Siddhis: Instagram

Después de una temporada sin postear,
parece ser que ahora el impulso
de hacerlo vuelve a surgir.

Utilizando instagram, una aplicación
para el teléfono inteligente que ha
surgido sin buscarlo, la capacidad
de compartir imágenes y dichos
de los maestros ha sustituido
la antigua necesidad satisfecha
a través de blogger.

Mas exactamente, la ha complementado,
ya que cada herramienta tiene
unas funciones distintas, aunque
ambas satisfacen la necesidad básica
de compartir experiencias
con otras personas interesadas
en la práctica.
En blogger uno puede reflexionar
en voz alta y entrar en detalles
que instagram no permite.
Bueno, en realidad hay algunos que
en los comentarios escriben un post,
pero a mi no me parece apropiado,
ya que para mi instagram es mucho
mas visual, y con la aplicación
complementaria de Textagram
se pueden mezclar imágenes
con textos cortos,
que yo utilizo para
transmitir aforismos de los
maestros.
A través del smarphone y sus aplicaciones
como instagram, estamos en contacto
casi instantáneo con aquellos que
forman parte de la lista de seguidores,
y esto se parece mucho a alguno
de los siddhis ordinarios, ya
que podemos transmitir imágenes
y textos de forma casi instantánea
a las mentes de los que han elegido
estar relacionados con nosotros
a través de estas nuevas tecnologías.
Que luego estas personas saquen
más o menos provecho de la información
transmitida, esto ya depende de ellos.
Las nuevas tecnologías pueden ser
una fuente de distracción o una
herramienta de crecimiento,
dependiendo del uso que hagamos
de ellas.
Si buscamos sólo incrementar el número
de seguidores y de "me gusta",
probablemente sería mejor
no disponer de estas nuevas
tecnologías.


miércoles, 15 de enero de 2014

Lada:Progresión por terreno mixto


En los diversos estados mentales por los que atraviesa la mente,
encontramos algunas características comunes que varian sólo
en cantidad:
Estos factores son la INTENSIDAD y la CLARIDAD.
Una mente intensa se caracteriza por ser POTENTE y ACTIVA,
es decir, VIBRANTE y ENERGETICA.
Una mente clara implica DISCERNIMIENTO y SABIDURIA.
Para ser capaces de estabilizar la mente en un estado intenso y claro,
es preciso ser capaces de CONCENTRARNOS y mantener
ese estado de concentración sin caer en distracciones
ni somnolencia.
En un estado de alta concentración, si surgen pensamientos
no son capaces de distraernos del foco de nuestra atención,
y la mente alcanza lo que se conoce como permanencia apacible,
o SHINE, que tambien tiene diversos grados.
Esta herramienta es la base para poder desarrollar
el segundo aspecto definido como CLARIDAD.
En el Mahamudra, el objeto de concentración principal
es nuestra propia mente, y esto permite que una
vez alcanzado un nivel elevado de shiné, surja
una claridad cada vez mayor, reflejada en
un mayor discernimiento y sabiduría.
Tomar la mente como objeto de concentración significa
ser capaces de observar los distintos pensamientos
y emociones que surjen, sin que nos dejemos
arrastrar por ellos.
No significa intentar bloquear la mente e impedir
que surjan pensamientos ni emociones, ya que
esto implicaría renunciar a la intensidad,
y estaríamos hablando de una mente
en blanco, sin vida, objetivo de algunos
que se han desviado del recto sendero.
El estado mental en que se encuentran estos ignorantes,
es un estado de aislamiento de la realidad,
donde han bloqueado toda emoción
y pensamiento en aras de una calma artificial,
conseguida a través de un proceso represivo
que tarde o temprano les conducirá
a recibir un impacto traumático que les vuelva
a conectar con la realidad que pretenden ignorar.

Este tipo de personas pueden haber desarrollado
un alto poder de concentración, pero su mente
habita en la confusión y desconocen la claridad.

Su fuerza de voluntad y aparente calma 
suelen fascinar a los pobres
que buscan salir del estado confuso en que suelen
moverse las débiles mentes sufrientes,
sin darse cuenta que no son más que
adictos de la "tranquilina", falso sustituto
de la permanencia apacible o shiné.

En otro extremo encontramos a los adictos de la
adrenalina, enganchados a actividades que
les dan el chute que les hace sentir vivos. Y estos
tambien pueden haber desarrollado un gran
poder de concentración, que les convierta
en expertos en conseguir estados adrenalínicos
alterados y "guías" calificados en
proporcionar experiencias intensas.
En el mahamudra se trata de ser capaz
de observar la propia mente en diversas
situaciones, sean estas de gran flujo de
pensamientos o emociones o todo lo contrario.
No se debe rechazar  ni las unas ni las otras,
sino ser capaces de descubrir que la
verdadera naturaleza tanto de unas como las
otras es la misma. Esto es lo que
hará que la sabiduría y el discernimiento
se manifiesten en la mente.
Esto no es un ejercicio intelectual,
sino una práctica real
que cada practicante debe
llevar a término.
De poco sirve la experiencia de otros
si yo no soy capaz de realizarlo por mi mismo.
Nadie ha dicho que moverse por terreno mixto,
donde se mezclan pensamientos, emociones y apariencias,
cual si fueran roca, hielo y nieve,
fuera fácil.
Pero calzándonos los crampones de la concentración 
y blandiendo los piolets del discernimiento,
seremos capaces de ascender por las
intensas canales mixtas de la vida
que nos llevan a la cima de la recta visión.

Es fascinante constatar que la perseverancia
en el recto camino brinda sus frutos,
pese a las constantes caídas y recaídas
de la mente en estados de confusión,
gracias a estar encordados al 
linaje de practicantes genuinos
que nos asegura en esta via abrupta
que es la práctica del mahamudra.


 



lunes, 6 de enero de 2014

Pedraforca invernal: Compañero




Sin ningun motivo aparente para escribir,
surge el impulso inesperado de compartir
virtualmente experiencias y pensamientos.

Pero seguro que el motivo existe:
ya sea para dar importancia al experimentador,
o para convertirla en un recuerdo
accesible para un futuro menos activo.

Al ego espiritual le gusta pensar que el
motivo es para beneficiar a los seres sintientes.

Cada loco con su tema.

Lo que es indudable es que una experiencia
compartida con alguien que está en una
sintonía parecida gana en calidad
y probablemente tambien en intensidad.


El acto posterior de compartir virtualmente
un sucedáneo de esa experiencia personal
e intransferible vivida por los experimentadores
puede ser útil o no para otras personas,
y tambien para el que la comparte.

Los relatos de las aventuras de un montañero
pueden tener su utilidad para otras personas
de diversa índole y motivaciones varias.

Aquellas personas que sienten una cierta
atracción por los estados alterados
de conciencia intensos y equilibrados,
probablemente puedan hallar pistas
de como el autor de estas entradas
las consigue.

Lo que puede ser útil y constructivo para uno,
puede ser inútil o nocivo para otros,
dependiendo de muchos factores.

Por eso, llegados a un cierto punto,
todos debemos ser capaces de
discernir si el camino que seguimos
requiere de la guia de alguien con mas
experiencia que nosotros.


Indudablemente, tanto el mahamudra
como el montañismo son caminos
donde a medida que progresamos,
los riesgos van aumentando
en proporción a la altura y abruptidad
de las cumbres
o estados de conciencia
que tratamos de hollar. 

Generalmente el riesgo
se incrementa al regresar
de esas cumbres o estados
alterados de conciencia.

El montañismo, como el mahamudra,
es un camino que nos puede llevar
 desde el valle de la conciencia dual,
hasta la cumbre de la no-dualidad,
donde la mente brilla de forma
clara y nítida, y nos permite
regresar de forma segura
a un estado mental ordinario,
hasta que desaparece la distinción
entre valle y cumbre,
conciencia ordinaria e iluminada,
samsara y nirvana.


Después de este extenso preámbulo,
pasemos ya a compartir la experiencia concreta:

Mi cuarta ascensión invernal al Pedraforca.

Las dos primeras fueron en solitario,
una subiendo desde Saldes y la otra
desde Gòsol y luego bajando 
por la misma ruta de subida.

La tercera ejerciendo de guia para dos
montañeros, subiendo desde Gòsol
y bajando por la tartera de Saldes.

Y esta con mi compañero de montaña Toni,
subiendo desde Saldes y bajando
por Gòsol.

Después la aventura culminó con un rico almuerzo
en un restaurante que apareció por chiripa,
ya que casi todos estaban cerrados,
con vistas a esta mágica montaña,
y que está a cien metros del dolmen de Molers,
que tambien desconocía.

Parece que he pasado de ser un aprendiz del Pedraforca
a ser un compañero, y que el pase de grado
tuvo su recompensa con el ágape y el dolmen.

En esta ascensión ha habido un poco de todo:
sufrimiento, gozo, frio, calor, nieve, hielo,
sol, nubes, como un compendio y colofón
a las tres ascensiones invernales previas.



jueves, 26 de diciembre de 2013

Pensamiento autoliberado: Coemergencia del pensamiento

 


 
Mente clara,
pensamientos que surgen
y se autoliberan.

De vez en cuando estas experiencias
tienen lugar de forma inesperada,
sin ser buscadas.

A veces, el propio anelo y deseo
de que aparezcan,
impiden que puedan surgir,
y la práctica se queda seca.

Curiosa la vida misma,
que parece inescrutable
a la fria mente racional,
aunque a veces nos deja
entrever ciertos aspectos
gracias a flashes intuitivos.

Saraha dice:

"Cuando la mente permanece firme
e inamovible en su estado natural,
la liberación interna de las condiciones
del samsara tendrá lugar"
 

Y Maitripa añade:

"Un pensamiento transitorio surge de eso que
es no-nacido (vacuidad).
Este mismo pensamiento tiene la naturaleza
de la realidad que lo abarca todo (darmakaya).
Estos dos son inseparables desde el principio mismo.
Por lo tanto, yo revelo estos dos como un mismo sabor."

Marpa concluye:

"La discriminación dualista habitual de la mente
se ha de disolver en el darmakaya no discriminativo"

Tres formas de describir una misma experiencia.

 
El que abre una via a la cumbre del despertar,
el que la asegura y señala,
y el que la consolida.


martes, 10 de diciembre de 2013

Bacivers: Paz invernal


En la soledad de la montaña nevada,
donde el esfuerzo se ve recompensado
con una visión nítida y diáfana,
la carga parece mas pesada.

Es la determinación de ascender
para obtener la panorámica global,
lo que te otorga fuerza
para subir sin tregua.

Y una vez arriba,
con el cuerpo cansado
y la mente clara,
el gozo de la visión.


Ese mismo lugar, pero sin nieve,
no tiene el mismo sabor.

Estas experiencias exquisitas
producen adicción,
y todo el esfuerzo empleado
puede ser inútil.

Tanta belleza, paz y claridad
puede echarse a perder
por una simple cuestión de apego.

 









jueves, 31 de octubre de 2013

Progreso: Experiencias




Pasa el tiempo y lo que ayer fué importante,
hoy es sólo un vago recuerdo.

La mente de hoy conserva los rasgos
esenciales del carácter de la de ayer,
aunque la visión poco tiene que ver
con la de anteayer.
El carácter es como la estructura ósea:
varía poco una vez desarrollado.
Las creencias, que son la base de la visión,
varían con mucha más facilidad,
son mucho mas maleables
que el carácter.
Pero son las creencias las que dirigen
el carácter en una dirección determinada,
las que nos situan en un contexto concreto
donde debemos desenvolvernos
con el carácter óseo que hemos
desarrollado.
Los impulsos y deseos, imantados
por las creencias, dirigen nuestros pasos
en este teatro del mundo,
donde el carácter imprime su toque
especial a nuestra representación
de la obra de la vida.

No hay que olvidar que en última
instancia, el guion de la obra que 
representamos lo escribimos nosotros
y sólo nosotros, por lo que debemos
asumir que lo que nos ocurre en cada
momento, lo hemos determinado
nosotros con nuestras acciones
pasadas. Y lo mismo sucede
con el carácter y las creencias.

Aceptar nuestra responsabilidad
no es fácil pero es el único camino
para poder progresar realmente.

A los estados de conciencia "especiales"
se debe acceder a ellos de forma segura,
y se debe salir de ellos tambien de forma
segura.

Las distintas técnicas que permiten el acceso
a estos estados deben ser aprendidas
y utilizadas con la motivación adecuada,
de lo contrario nos convertiremos en
adictos de estos estados "alterados de
conciencia", y no obtendremos ningun
progreso real.

Las experiencias de gozo, claridad y no
conceptualidad deben ser vividas sin
apego para poder transformarlas
en presencia o conciencia no dual.


 

martes, 8 de octubre de 2013

Pedraforca: embrujo


Ayer hice una ruta circular en el macizo del Pedraforca,
subiendo a los dos picachos que estan separados por
una horca o forca, y que le dan esta apariencia
característica a esta "mágica" montaña.



El ascenso al primer picacho fue como ir en procesión,
ya que al menos adelanté a unas 50 personas, y probablemente
detrás vinieron unas 150 o mas.

Pero la segunda parte de la ruta cambió sustancialmente,
ya que sólo encontré a unos cuatro escaladores
y un rebaño de sarrios, que suelen evitar a la gente
y que nunca antes los había visto en la ruta
de ascenso al picacho superior.


Cuenta la leyenda que en esta montaña solían
reunirse las brujas para celebrar sus aquelarres,
por san Juan y san Silvestre.


Leyendas aparte, las sensaciones experimentadas
durante la ascensión son potentes, especialmente
durante el ascenso al solitario picacho inferior.

El verdadero embrujo del Pedraforca se siente cuando
la gente queda lejos, ya que se pueden
escuchar claramente los ténues susurros de la roca
sin distorsiones humanas.

Por eso me gusta tanto ir sólo a la montaña,
porque la disfruto de forma intensa,
con atención plena, ya que el riesgo
se incrementa y no puedes distraerte
en ningun momento.

Con nuestras prisas debidas a que el tiempo empeore
y nos pille una tormenta a veces andamos sin escuchar,
pero cuando la experiencia nos proporciona
una cierta seguridad, podemos llevar un buen
ritmo y escuchar las voces de la roca.

Si prestamos atención, podemos escuchar claramente
a esa parte de nosotros mismos para la cual
la noción del tiempo es mucho mas dilatada,
acercándose peligrosamente a la atemporalidad.

Sin ser permanente, 
nos lo parece.

Puede estar nublado o soleado,
hacer frio o calor, siendo las condiciones
atmosféricas un reflejo de nuestra mente
confusa.

Pero la montaña sigue estable, firme,
y se ve afectada mínimamente
por los estados transitorios
de la atmósfera.

Sólo en una escala mucho mayor
de tiempo podemos apreciar
estos cambios, exceptuando
los aludes o rayos,
que pueden provocar cambios
mas bruscos.

La montaña de la mente habla un idioma especial,
pero habla. Hay que ser un buen traductor
para entenderlo.




jueves, 26 de septiembre de 2013

Logros: Recta practica

 
 
 
Leer instrucciones sobre meditación,
entenderlas a nivel intelectual
y ser capaz de llevarlas a la práctica
son tres cosas muy distintas.

Es muy importante ser capaz de discernir
el tipo de técnicas que son las adecuadas
para nosotros en cada momento.

De nada sirve una técnica muy avanzada
si nuestro nivel no se corresponde con ella.
 
Si somos incapaces de escoger la
técnica adecuada para un momento determinado
de nuestra práctica, no obtendremos
ningun logro ni progreso.
 
En el sistema mahamudra hay distintos niveles,
cada uno con sus técnicas específicas,
adecuadas para los practicantes
que se encuentran en distintas
fases de la práctica.
 
 
Así como en el montañismo, que para acceder
a determinadas cumbres hay que poseer
determinado nivel de técnica y resistencia,
en la meditación, para acceder de forma
segura a determinados estados de conciencia
tambien hay que dominar ciertas técnicas.
 
Querer utilizar técnicas de un nivel mas
elevado al que tenemos es invitar al accidente.
El descalabro mental que puede sobrevenir
exige que seamos prudentes a la hora
de elegir las técnicas a utilizar
en cada momento.
 

Los logros son la prueba de que
estamos practicando correctamente.
 
Si no hay logros, debemos plantearnos
si realmente estamos utilizando
las técnicas adecuadas o debemos
cambiarlas por otras.
 
No por ir mucho a misa se es un buen cristiano.
No por leer mucho sobre mahamudra
y utilizar algunas de sus técnicas
de forma inadecuada los logros
apareceran en la mente.
 
De ahí la importancia en las fases iniciales
de seguir los consejos de un maestro
experimentado que posea logros.
 
 
 
 


martes, 24 de septiembre de 2013

Bodichita: La fuerza de la compasión


La fuerza sin compasión nos lleva al precipicio
de la brutalidad egoica.

La compasión es el lubricante que hace que la mente
pueda aprovechar de forma constructiva y sabia
todas las cualidades de la mente.

Cualidades como la concentración, perseverancia,
inteligencia o calma mental no son suficientes
para llevarnos mas allá del sufrimiento egoico.

Es imprescindible conseguir que la compasión
se manifieste en la mente.

La compasión es la salsa que debe aderezar
todos nuestros pensamientos, sentimientos
y acciones.

Compasión entendida como la capacidad de ponernos
en el pellejo de los demás seres sintientes, comprender
su sufrimiento, y disculpar sus acciones motivadas
por la ignorancia de su propio ser.

Así como nosotros en muchas ocasiones actuamos
siguiendo los impulsos ignorantes del ego,
a los demás tambien les sucede lo mismo.

Compasión no es dejar que los bárbaros hagan daño
a los débiles, sino comprender su problema y actuar
de forma desapegada intentando que nuestras acciones
no generen mas sufrimiento, sino que lo disminuyan.

Porque los que dañan y engañan creyendose mas listos,
tarde o temprano acabaran sufriendo para que aprendan
a actuar de una forma mas recta.

Tengamos compasion de los que utilizan la fuerza
de forma egoica, pero utilicemos nuestra inteligencia
y fuerza para que no puedan dañarnos a nosotros ni a los
que la vida ha puesto bajo nuestro amparo de forma
transitoria.

Ser compasivo no significa ser mojigato ni santurron.
Utilicemos toda nuestra fuerza de forma sabia y compasiva
por el bien de todos los seres sintientes.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Crestas: Solo


Después de la ascensión a los picos de Russell,
ciertos aspectos de la práctica parece que se han aclarado.

Acometiendo una ascensión de dificultad elevada en solitario,
los resultados obtenidos superan a los que se obtienen
cuando hacemos una ascensión similar acompañados
por alguien de un nivel parecido al nuestro o inferior.

El ir sólo hace que la mente tenga que trabajar
mucho más, ya que aspectos tan simples
como una torcedura de tobillo cuando vas
solo y no hay cobertura, pueden significar
un gran riesgo para nuestra integridad física.

El pasado miercoles, en una ruta de unas nueve horas
de duración, no me encontré con nadie.Sólo vi a
tres sarrios a lo lejos.

Hacer una cresta a mas de tres mil metros tiene un sabor
muy distinto si se hace sólo o acompañado.

La cresta es la misma, pero la experiencia no tiene nada que ver.

El nivel de tensión que experimenta la mente cuando vamos
acompañados no se puede comparar al de cuando vamos solos.
Psicológicamente, el esfuerzo requerido para realizar la misma actividad,
crestear, es mucho mayor cuando estamos solos.
Las dudas y temores afloran con mucha mas facilidad al ir solos,
ya que no existe otro ruido que el de la propia mente,
y toda la atención se fija sobre la actividad y la propia mente.
Buscar el mejor paso en una cresta sin hitos requiere una gran
concentración y temple. Se observan las nubes como
factores que pueden complicar nuestra orientación
o progresión, y surgen temores que cuando vamos
por terreno conocido y bien señalizado no aparecen.
 
La tranquilidad que aporta una cosa tan simple como las señales
rojas y blancas de un sendero de Gran Recorrido (GR),
solo se valora cuando vienes de recorrer una zona nueva
y poco señalizada, con algun que otro hito disperso,
o de abrir tu propio camino.

Pero la satisfacción de ser capaz de culminar con
éxito una ascensión inédita en solitario es mucho mayor
que la que se siente cuando vamos acompañados
o ya hemos estado por la zona.

Conocer nuestros límites, e ir cada día un poco más allá
de ellos, expandiéndolos de forma segura; Este es el verdadero 
logro de la práctica genuina.

Nuestro cuerpo humano actual tiene unos límites relativamente claros,
pero los límites de la mente son mucho mas difusos.

Una mente equilibrada y desarrollada en aspectos clave
como concentración, lucidez, tranquilidad, compasion
y sabiduría nos puede llevar a cimas muy elevadas
y traernos de vuelta de forma segura.

No es suficiente ser capaz de ascender a estados de conciencia
sutiles y puros; hay que ser capaz de regresar manteniendo
la cordura y aplicar lo aprendido en la vida diaria.

Este es el verdadero espiritu del mahamudra,
que en la práctica del montañismo encuentra
una buena base para la práctica del mismo.


lunes, 9 de septiembre de 2013

Togal: Picos de Russell



 
La tensión ante la ascensión en solitario
a los picos de Russell, en el macizo de la Maladeta,
hace que afloren viejos temores.

Las últimas ascensiones a tres miles han sido con compañero,
y en ellas la mente parece disfrutar de una tranquilidad pre-ascensión
que yendo en solitario no aparece, de momento.
 
Es la tensión de la mente montañera que sabe que el riesgo
se incrementa al ir sólo en este tipo de duras ascensiones,
y está concentrando toda la atención en la ruta objetivo.
 
A lo mejor pasado mañana encontraré a otros montañeros
subiendo a los picos de Russell, y la tensión disminuirá.

O a lo mejor estaré sólo.
 

Este verano ya he ascendido a más de 25 tres miles,
pero parece que estos 4 que vienen sean los primeros.

Uno se acostumbra a la compañía, y luego la mente
la echa en falta. El lobo solitario de antaño parece
que ha dado paso al sarrio que va acompañado.
 
Será una buena oportunidad para comprobar
el progreso real en este difícil arte
del mahamudra del montañero.
 
Habrá que encomendarse como siempre a
San Marcial, patron de Benasque,
y al espíritu del conde Henri Russell,
gran montañero.
 


viernes, 6 de septiembre de 2013

Integrando los sueños

 
 
 
El yoga de los sueños son un conjunto de técnicas que permiten
practicar durante la noche y trasladar los logros
a la vida de vigília.

A lo largo de nuestra vida pasamos casi un tercio
de la misma durmiendo, y una buena parte de este
tercio soñando.

Si conseguimos llevar la práctica a esta parte
nocturna de la vida,
habremos dado un gran paso,
ya que aprovecharemos estas horas
aparentemente improductivas
y nuestra práctica se verá
realzada.

Hubo una época que trabajé con los sueños lúcidos,
y ahora parece que llegó el momento de retomar
este curioso yoga allí donde lo dejé.
 
Veremos donde me lleva.


martes, 27 de agosto de 2013

Integrando: Rigpa

 
 
Integrar los movimientos de
cuerpo, palabra y mente
en el estado de presencia,
se parece a reseguir una cresta
que une dos tres miles.

La atención es plena,
la perspectiva es fantástica y amplia,
y la sensación es deliciosa.

Un resbalón y caemos
del estado de presencia,
tambien llamado rigpa,
al estado de conciencia dual.

Aunque no lo parezca,
las consecuencias de la caida
en ambos casos son funestas:
descalabro físico en un caso
y descalabro mental en el otro.
 

Vivir en un estado confuso
o samsárico implica revolcarnos
en el sufrimiento como los cerdos
se revuelcan en sus propios excrementos.
 
Y lo triste es que muchas veces no
somos ni conscientes de nuestra
verdadera situación.
 
Moverse por crestas a gran altura
no implica integrar, pero un practicante
de mahamudra o dzogchen puede
utilizarlo para progresar en su práctica.
 
 El que nos sigamos comportando como cerdos
o seamos mas como los sarrios
depende de nosotros.



martes, 13 de agosto de 2013

Gran Facha: Ati




Una vez rota la cáscara de la conceptualización,
la percepción desnuda de la realidad
tiene un sabor genuino.

Gran parte de la vida la mente imagina
y proyecta una realidad paralela que
poco tiene que ver con la auténtica realidad.

Vivimos en un mundo conceptual
que eclipsa al mundo real,
y no somos conscientes de ello.

Muchos métodos que llevan
a un mismo y único resultado:
la visión desnuda de la realidad.

Palabras que intentan reflejar
lo que no tiene reflejo.

Sonidos que pretenden
despertar a los sordos.

Imágenes que nunca
captaran los ciegos.

Todo es claro.




martes, 23 de julio de 2013

Aneto: lada


Hace casi cuatro años intenté por primera vez subir al Aneto.
En esa época tenía muy poca experiéncia en la montaña,
y una gran temeridad. El resultado de ese primer intento
fue un resbalón en los aigualluts y un dedo roto.
 Una dura lección que me mostró que para acceder
al Aneto de forma segura debía aprender aún muchas cosas.

En estos cuatro años he intentado subir otras dos veces,
pero debido al mal tiempo he debido renunciar a ello.
Tambien he podido subir a otros tres miles próximos
al Aneto, y siempre lo he observado con un cierto
temor y respeto, debido a la lección del dedo roto.

Por fin este domingo pude subir junto a otros tres
compañeros que he conocido en este período
y con los que me une ya una cierta amistad
debido a los momentos compartidos
en la montaña, en diversas ascensiones.




Ha sido como cerrar un ciclo, y hasta parece que
tiene una correspondencia con la práctica mahamudra
que vengo realizando desde hace ya algunos años.

Empecé solo en la práctica del montañismo,
y con el tiempo han aparecido compañeros.
 
 

Habrá que ver si son solo experiencias o hay algun logro,
pero ahora mismo la sensación es que estoy entrando
en otro nivel de la práctica, y eso me hace sentir feliz
porque veo que hay un progreso, lento, pero seguro.


miércoles, 17 de julio de 2013

Liberación: Nudos del pasado



Siempre los resultados de las acciones del pasado
se reflejan en el presente.

Las relaciones del pasado forman parte de nuestro karma,
y llegados a un cierto punto podemos soltar las amarras
de esas personas con las que hemos compartido
momentos intensos pero que ya no estan en sintonía
con nuestro presente, ya sea porque ellas han cambiado,
nosotros hemos cambiado, o ambos.

Dejamos de estar encordados,
y dejamos espacio para que otras
personas puedan aparecer en nuestras vidas.

Podemos haber pasado buenos o malos momentos
a su lado, pero hay que estarles agradecidas por
habernos permitido descubrir ciertos aspectos
de nosotros mismos que sin su compañía
no hubiera sido posible.

Soltar con agradecimiento nos libera:
apartarse con resentimiento nos ata más fuerte.

Una vez liberados del lastre del pasado,
el presente gana intensidad:
la mente se aclara y las perturbaciones
emocionales se van diluyendo.

Gracias y hasta la próxima.

 
Related Posts with Thumbnails