jueves, 5 de marzo de 2009

Jaguar: Iquitos



Ruge el jaguar,
y muestra sus colmillos.

Finge que no sabe morder,
pero su aliento huele a sangre.

Acecha en la jungla virtual,
y salta sobre sus presas.

Su intrepidez le ciega,
pero aun conserva el olfato.

Se cruzó con uno de su especie,
que ya perdió los colmillos.

El jaguar de Iquitos rugió,
y al jaguar de Chavín encontró.

Hijos de una misma madre,
padres de un mismo hijo.

La piramide los parió,
y en su seno los cobijó.

La cacería empezó,
y el tiempo se desvaneció.

El clan del Jaguar renace,
como el Fenix de sus cenizas.

Hermanos de sangre,
brothers in arms.

PHET

2 comentarios:

Fon dijo...

Ahora entiendo lo del Jaguar de Iquitos. No habia llegado aqui.

marpa dijo...

Primero te bauticé, luego te escudriñé, y luego fluyó el poemilla.

Sin ser poeta se me dan bien estrofas.

Namasté

Related Posts with Thumbnails