jueves, 1 de enero de 2009

Budismo institucional: Prisiones




Cuando Gautama empezó su búsqueda, se unió a unos yoguis, pero después se dio cuenta de que su camino no llevaba a la liberación del sufrimiento, y se apartó de ellos para seguir su propio camino.

Es natural que cuando alguien descubre algo importante, se reuna a su alrededor una multitud de buscadores sedientos que quieren aprender o apropiarse del descubrimiento. Esto ha pasado con multitud de descubridores, en multitud de campos (autoconocimiento, arte, ciencia...).

En el caso concreto de Gautama, despues de descubrir las cuatro nobles verdades, se dio cuenta de que muy pocos le comprenderían, pero pese a ello hizo lo mejor para que los que entrasen en contacto con él tuvieran la oportunidad de hacer su propio descubrimiento.

Después de abandonar su cuerpo, empezaron los lios, como siempre sucede. Los que quedan quieren apropiarse de una AUTORIDAD que en realidad solo es patrimonio de los que SABEN, y para apropiarsela CREAN INSTITUCIONES que supuestamente estan en linea con los que SABIAN. Las instituciones son por naturaleza PRISIONES AUTORITARIAS, dirigidas por personas que no tienen ninguna autoridad por si mismos, y que gracias a unos DOGMAS, unas REGLAS de DISCIPLINA y unos RITUALES convierten a los que entran en estas instituciones en fieles SERVIDORES de sus PARTICULARES INTERESES, que nada tienen que ver con los que SABIAN pero ya no estan.

Esto ha pasado con TODAS las RELIGIONES, sin excepcion.

Gautama hizo de la IGUALDAD de castas uno de sus pilares, pero la casta sacerdotal es muy hábil, y siempre se las ingenia para pervertir todo lo que toca. Esta casta necesita para su supervivencia un CREDO DOGMATICO, un CODIGO ETICO RELATIVO y a través de unos RITUALES siempre acaban montando un chiringuito, llámeselo TEMPLO, donde INDOCTRINAN a los FIELES CREDULOS y donde les subyugan y explotan sin ningun escrúpulo, siempre en nombre ya sea de su dios, del maestro al que divinizan o de la libertad o cualquier otra idea a la que llevan a sus altares cual becerro de oro.

Los maestros genuinos suelen ser REVOLUCIONARIOS en sus planteamientos, pero ya se encargan los funcionarios del espíritu o sacerdotes de TERGIVERSAR lo que les conviene de lo que realmente dijo o hizo el maestro genuino, conforme a sus intereses mezquinos.

En el budismo, la tradicion Zen fue en sus orígenes un retorno a las fuentes de Gautama, y los patriarcas denunciaron que el budismo institucional nada tiene que ver con la mente despierta o BUDA. Por ello muchos de ellos tuvieron que huir de la ira de los sacerdotes budistas, ya que les desenmascaraban ante su publico, y esto no gusta a los farsantes y embaucadores que se aprovechan de la ignorancia y buena fe de las masas de CREYENTES. Actualmente, del Zen nada queda ya en las Instituciones Zen. El gran estafador Dogen hizo un buen trabajo de Falsificacion y Tergiversacion del Zen autentico de los primeros seis patriarcas, y hoy en día el Soto y sus acólitos como Deshimaru son considerados verdaderos maestros, cuando en realidad son estafadores disfrazados con kesa. Ya dijo Hui Neng, el sexto patriarca, que después de su muerte vendría alguien e intentaría llevarse su cabeza. Este fue Dogen, el gran estafador. Pero toda estafa tarde o temprano es descubierta por el practicante genuino.

No se es budista por CREER en el Buda, el Dharma y la Shanga, ni en las cuatro nobles verdades, ni en la vacuidad o la compasion, sino que uno está en la senda del despertar cuando INVESTIGA por su cuenta lo que puede haber de verdad en todo ello. Sustituir a dios por Gautama, o "es palabra de dios" por "lo dijo Gautama" nos aparta de la senda que recorrió Siddharta y todos los maestros genuinos antes y despues de el.

En el Budismo tibetano tenemos todo el tinglado de los TULKUS o maestros reencarnados, además de la mezcla de política y religion, donde el máximo dirigente en el exilio hace de político y de sumo sacerdote, mezcla que a lo mejor no es "tan mala" en una sociedad feudal o en el egipto faraonico, pero que en la sociedad occidental del siglo XXI no entra ni con calzador.

Toda persona con sentido común aceptará que alguien que dedica muchas horas a alguna actividad, probablemente sepa mas que la mayoría de los que no practican tanto. Aun y así, siempre encontramos las excepciones a la regla: los que tienen una facilidad innata o genios.

Es indudable que bastantes lamas probablemente sean capaces de lograr niveles elevados de concentracion y algunos hasta de lograr proezas yoguicas como el tummo, pero la mayoría de los que se encuentran esclavos en los TEMPLOS, ya sea como dirigentes o como asistentes, estan encallados en el juego de la ambición, para medrar en sus posiciones dentro de la jerarquía de su pequeño mundillo.

Lo que da mas pena son los títulos rimbombantes que utilizan: Santidad, Excelencia, Muy Venerable, todo para impresionar a sus potenciales SERVIDORES.

Señores, por favor, un poco de verguenza.

La mente despierta no ha sido nunca patrimonio de ninguna casta sacerdotal que son las sanguijuelas que habitan en las prisones mal llamadas templos, y que chupan la sangre de los pobres despistados que terminan por convertirse en reclusos despues de ser indoctrinados a través de unos rituales hipnóticos y unas creencias que se convierten en dogmas a base de escucharlas repetidamente sin comprenderlas realmente.

Por suerte para los buscadores genuinos, encontramos sistemas como el Mahamudra o el Zen,
que en ESENCIA son INDIVIDUALES pese a las apariencias y las distorsiones que han sufrido con el paso de los años.

Lo que salva a estos sistemas, es que solo los practicantes GENUINOS los comprenden, mientras que los farsantes y diletantes son solo practicantes aparentes.

Por tanto amigo, PRACTICA GENUINAMENTE, y estarás en la senda del despertar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Te felicito por tus reflexiones y tu blog,
¿podrias decime que te hace sentir mas predileccion por el mahamudra con respecto al dzogchen, lo que sientas en lo mas profundo de tu corazon?

Un fuerte abrazo.

marpa dijo...

Gracias.

Si te digo la verdad, no siento mas predileccion por el mahamudra, sino simplemente que en esta encarnacion me siento mas atraido por este.

He tenido oportunidad de recibir transmisiones en los dos sistemas, primero Mahamudra y un poco mas tarde Dzogchen, y me siento mas cómodo utilizando el sistema mahamudra, al menos hasta ahora.

En el fondo, Rigpa y la Mente Ordinaria son una y la misma cosa, y cada uno debe hollar su propio camino, con el nombre que quiera darle.

Si te fijas, en este blog rindo homenaje a diversos maestros genuinos pertenecientes al Chod, Mahamudra y Dzogchen, ya que en el fondo todos ellos descubrieron que en esencia estos metodos son el mismo y llevan al mismo lugar: la mente despierta.

Como este blog refleja mi propia práctica, en estos momentos me estoy centrando mucho en técnicas utilizadas en el sistema mahamudra, pero muchas de ellas son tambien utilizadas en el contexto del Dzogchen aunque con pequeñas variaciones.

A lo mejor dentro de un tiempo empiezo a utilizar un enfoque mas "Dzogchen", pero deberá fluir por si mismo.

Me da igual lo que piensen o digan los que creen que el mahamudra y el Dzogchen son distintos: para mi, al igual que para el tercer karmapa, cuando se entiende realmente uno, se entienden todos.

El problema surje cuando no entendemos ninguno y lo mezclamos todo. Por eso es conveniente ceñirse a un metodo hasta que no alcanzamos un nivel relativamente profundo de comprension de la naturaleza de la mente.

La clave consiste entrar en contacto con el linaje, ya sea este el mahamudra o el Dzogchen, practicar genuinamente, y ser lo suficientemente humildes para reconocer cuando necesitamos la ayuda de otros para establecernos en el sendero correcto.

Te deseo lo mejor.

Namaste

marpa dijo...

Despues de seis horas de sueño y dos de reflexion y meditacion sobre tu pregunta, la respuesta es:

Debido a que siento una gran conexion y una cierta identificacion con el practicante genuino Marpa.

Otro de mis blogs se llama El Zen de Hui Neng, tambien por la conexion que siento con ese practicante genuino.

En el futuro a lo mejor creo otro blog con el titulo de El Dzogchen de Jigme Lingpa, pero debe surgir espontaneamente como han surgido mis otros blogs.

A lo mejor tambien ha influido en mi decantacion actual hacia el mahamudra el hecho de que el que considero mi maestro raiz, Guendun Rimpoche, ha sido un gran practicante de mahamudra. Al ser él el centro de mi practica de guru yoga durante muchos años, probablemente me ha llevado al mahamudra en primera instancia, pero tambien me ha llevado al Dzogchen, que tambien conozco.

Fijate que la primera entrada de este blog se llama "La cueva del Rigpa".

Si tu camino es el Dzogchen tambien llegarás al mahamudra, ya que llevan al mismo lugar, aunque varien un poco sus metodos y técnicas.

No hay uno mejor que otro: hay uno mas apropiado para nosotros en un momento determinado de nuestra practica.

Namaste

Anónimo dijo...

Muy buen comentario,
seguiremos en contacto,
salud.

Fon dijo...

Suscribo las siguientes reflexiones de tu post:

"No se es budista por CREER en el Buda, el Dharma y la Shanga, ni en las cuatro nobles verdades, ni en la vacuidad o la compasion, sino que uno está en la senda del despertar cuando INVESTIGA por su cuenta lo que puede haber de verdad en todo ello. Sustituir a dios por Gautama, o "es palabra de dios" por "lo dijo Gautama" nos aparta de la senda que recorrió Siddharta y todos los maestros genuinos antes y despues de el."


"Lo que da mas pena son los títulos rimbombantes que utilizan: Santidad, Excelencia, Muy Venerable, todo para impresionar a sus potenciales SERVIDORES."


"La mente despierta no ha sido nunca patrimonio de ninguna casta sacerdotal que son las sanguijuelas que habitan en las prisones mal llamadas templos, y que chupan la sangre de los pobres despistados que terminan por convertirse en reclusos despues de ser indoctrinados a través de unos rituales hipnóticos y unas creencias que se convierten en dogmas a base de escucharlas repetidamente sin comprenderlas realmente."


"Lo que salva a estos sistemas, es que solo los practicantes GENUINOS los comprenden, mientras que los farsantes y diletantes son solo practicantes aparentes.
Por tanto amigo, PRACTICA GENUINAMENTE, y estarás en la senda del despertar. "

Y las suscribo porque siento que son asi, y me identifico plenamente con ellas, a pesar de que apenas he iniciado mi busqueda, pero dichas reflexiones han abierto mi percepción.
Gracias.

marpa dijo...

Hola Fon:

Me alegro de ver que has dejado tu mojon en este post.

Da igual si hace poco o mucho que hayas empezado la busqueda. Lo que importa es la intensidad y calidad de esta busqueda o practica.

Encuentra tu ritmo y sigue la ascension a la cumbre del despertar.

Namaste

Related Posts with Thumbnails